GEM Puerto Rico 2014

Informe Nacional de Puerto Rico GEM 2014

Informe Nacional de Puerto Rico GEM 2014

GEM Puerto Rico 2014

En esta página puede descargar el informe correspondiente al estudio Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Puerto Rico de 2014, así como la base con los datos desagregados de la encuesta a la población (APS). Pulse sobre los enlaces para descargar.

 

GEM Global Entrepreneurship MonitorIn 2014, Puerto Rico’s early-stage entrepreneurial activity (TEA) rate was 10%, above the average for the innovation-driven (most developed) economies. However, it is the second lowest of the Latin American and Caribbean region. Although TEA increased 2013 – 2014 (8.3% to 10%), the new business ownership rate decreased from 1.8% to 1.3%

 

Resumen Ejecutivo

Este informe presenta los resultados de Puerto Rico en el estudio Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2014. El GEM es el estudio longitudinal más importante a nivel mundial sobre actividad emprendedora. Este proyecto académico que dio inicio en el 1999, cuenta con la participación de 73 países en el ciclo 2014. Puerto Rico también participó en los años 2005, 2007 y 2013. El 2014 es el segundo año de participación consecutiva. En el informe se presenta una gran cantidad de datos que permiten analizar la actividad emprendedora de Puerto Rico en sus distintas fases así como percepciones y actitudes de la población en torno a los emprendedores y la creación y desarrollo de emprendimientos, observar la tendencia con respecto a los datos locales del 2013 y hacer comparaciones con países de diversas regiones geográficas y distintos niveles de desarrollo económico.

La metodología del estudio GEM consta de dos encuestas. La primera es la Encuesta a la Población Adulta que se realiza a una muestra probabilística representativa de un mínimo de 2,000 adultos de entre 18 y 64 años de edad. Los datos se recopilaron casa por casa en toda la Isla, dividida en seis regiones geográficas, utilizando un diseño muestral aprobado por el equipo internacional de GEM. La segunda encuesta que compone el estudio se realiza a los expertos en emprendimiento en cada país. Esta encuesta se realiza a una muestra no probabilística de al menos 36 expertos nacionales distribuidos entre nueve factores condicionantes de la actividad emprendedora. A través de esta encuesta se obtienen opiniones profundas en torno a los factores que impactan positiva y negativamente el emprendimiento en cada economía.

En Puerto Rico, el 49 por ciento de la población encuestada considera que tiene los conocimientos y habilidades necesarios para iniciar un emprendimiento. Sin embargo, solo el 25 por ciento considera que hay buenas oportunidades para emprender, porcentaje bajo si se compara con los resultados de otros países (39 por ciento en las economías basadas en innovación y 49 por ciento en la región de América Latina y el Caribe). Del grupo que percibe buenas oportunidades, sólo el 24 por ciento señalaron el miedo al fracaso como un obstáculo. Emprender es considerado como una buena selección de carrera profesional únicamente por el 19 por ciento de la población. Tanto en el 2013 como en el 2014 Puerto Rico obtuvo el porcentaje más bajo de todos los países participantes en esta pregunta. A pesar de esta percepción, el 51 por ciento de la población encuestada opinó que el empresario exitoso goza de prestigio en la sociedad puertorriqueña y el 73 por ciento opina que los medios prestan atención a las iniciativas emprendedoras.

El 12 por ciento de la población respondió que tienen la intención de crear un emprendimiento en los próximos 3 años. GEM define lo que constituye la actividad emprendedora de manera amplia. Se incluyen las iniciativas de emprendimientos formales e informales en sus distintas etapas. Se consideran tanto los emprendimientos que generan empleo propio como los que se desarrollan bajo la diversidad de estructuras organizacionales. La expansión de un negocio establecido ya bien sea por un individuo o un grupo o por una empresa también es considerada actividad emprendedora para efectos del GEM.

De la encuesta a la población adulta se calcula el índice de actividad emprendedora temprana (TEA por sus siglas en inglés), una de las medidas más citadas del GEM. Este incluye tanto emprendedores nacientes (aquellos que han realizado alguna gestión para crear una empresa o que tienen una empresa nueva que todavía no paga salarios) como a emprendedores nuevos, definidos como los que tienen empresas con menos de tres años y medio de vida. El TEA para Puerto Rico en 2014 es 10.0 por ciento, lo que representa un alza respecto al 8.3 por ciento de 2013. Este valor lo sitúa en la parte intermedia del grupo de economías de innovación, por encima de la región europea (7.8%) pero más bajo que Estados Unidos (13.8%) y Canadá (13.0%). En el contexto de la región de América Latina y el Caribe, este índice posiciona a Puerto Rico 17 de los 19 países en la región. A pesar de que el TEA de Puerto Rico supera el TEA promedio de la región europea, lo preocupante de nuestro resultado es la distribución entre los componentes de este indicador. De los componentes del TEA, 8.8 por ciento es actividad emprendedora naciente y 1.3 es actividad emprendedora nueva.

Por otro lado, en el 2014 la tasa de cierre de empresas (3.6%) es casi tres veces la de emprendimientos consolidados (1.3%). Esta proporción se ha deteriorado con respecto al año anterior cuando la tasa de empresas consolidadas (2.0%) era casi la misma que la de cierres (1.8%).

La edad promedio ponderada de los emprendedores en actividad temprana en Puerto Rico es de 36.7 años, mientras que para los emprendedores establecidos es de 43.6 años. En el 2014 Puerto Rico se une a la tendencia de América Latina, el Caribe y América del Norte, donde la categoría de 25 a 34 años es la más activa en emprendimientos tempranos (15.9%), a diferencia del año anterior donde el porcentaje mayor de emprendedores en actividad temprana se ubicó en la categoría de 35 a 44 años. Por otro lado, ha habido un aumento en el porcentaje de mujeres activas en el TEA, de 6 por ciento en el 2013 a 9 por ciento en el 2014. En términos de escolaridad de las personas que llevan a cabo actividad emprendedora temprana, en el 2014 se mantiene la tendencia del año 2013: a mayor escolaridad mayor envolvimiento en actividad emprendedora temprana. Asimismo, se encontró que tanto en el 2013 como en el 2014 hay más emprendedores en etapa temprana en el grupo de encuestados con ingreso anual mayor que en los grupos de menos ingresos.

Con respecto al tipo de emprendimiento, la mayoría de los que componen el TEA perciben sus emprendimientos como una actividad de autoempleo o de modesta creación de empleos (entre 1 y 5). Sólo el 11.2 por ciento esperan crear más de 5 empleos, una cifra inferior a la obtenida en el 2013 (15.3%). No obstante, a diferencia de 2013, en la Encuesta de 2014 el 2.4% de las personas en actividad emprendedora temprana esperan crear 20 empleos o más en los próximos cinco años. Esto contrasta con los resultados de la región de América Latina y el Caribe en donde el 8.5 por ciento esperan crear al menos 20 empleos en los próximos cinco años. En la región de Norteamérica esta cifra supera el 20 por ciento.

El 39.6 por ciento de los encuestados con actividad emprendedora temprana realizan o prevén realizar algún nivel de exportaciones. Aunque esta cifra es superior al promedio de la obtenida en los países de América Latina y el Caribe (36.4%), está muy por debajo de la obtenida en América del Norte (83.6%) y otras economías basadas en innovación.

De los factores del ecosistema empresarial local, los que más dificultan la actividad emprendedora de acuerdo a la percepción de los expertos encuestados son los mismos que se señalaron el año anterior. Los componentes del ecosistema con la valoración media más baja otorgada por los expertos son educación y formación primaria y secundaria (1.7, en una escala Likert de 1 a 5), políticas gubernamentales: burocracia, impuestos, regulaciones (1.8) y disponibilidad de financiamiento para la creación de empresas (2.0). Llama la atención que en ambos años los únicos valores sobre el valor neutro de 3 y por tanto componentes del ecosistema empresarial mejor valorados por los expertos, son acceso a infraestructura física (3.3) y educación y formación post secundaria (3.1).

La información presentada provee una perspectiva amplia que señala las áreas críticas en torno a las cuales se debe reflexionar con detenimiento y elaborar planes de acción que atiendan nuestra realidad particular para promover emprendimientos locales exitosos que aporten al desarrollo económico de Puerto Rico.

 

 

 

Auspiciado por

Logo auspiciadores 2015

.

.

.

.